En la oscuridad, parte 2

Anamnesis de un motivado

En la oscuridad, parte 2

Bueno…

Posteriormente y como os imaginaréis. Intenté deshacer el entuerto a la desesperada. Digo a la desesperada porque fue un día de llamar al teléfono de atención al cliente un sin fin de veces. Y en todas ellas recibí mas o menos la misma respuesta.

El proceso iniciado debía pasar por una serie de estados hasta poder efectuar una nueva modificación. Concretamente la bajada de potencia no se vería reflejada en los sistemas de la compañía hasta transcurrido un plazo de entre dos y cinco días. Y una vez se viese reflejada, se podría iniciar un nuevo cambio.

Ese segundo cambio (subida), podría hacerse de forma inmediata (igual que la bajada), pero la compañía estipula otro periodo de transición de entre dos y cinco días. Vamos, que oficialmente no se compromete a que se haga de forma inmediata .

Así que… En ese punto tengo 345w de potencia máxima disponible y un periodo de entre cuatro y diez días para volver a disponer de una potencia aceptable. Imaginaros los daños colaterales, sin agua caliente, sin vitro, sin horno, sin microondas, sin ningún electrodoméstico que superase los 345w de consumo sostenido.

¿Y por qué repito lo de sostenido? Porque descubrí que el contador no hace mediciones de consumo de forma continua. Esto quiere decir que puedes superar ese consumo contratado pero solo durante un periodo breve. Vamos… Esto se tradujo en que pude tostar pan por fascículos. Ponía el tostador durante diez segundos y lo apagaba durante dos. Repetidas veces.

En una de las llamadas, pregunté si la acción de subida se podría automatizar para que en cuanto apareciese la bajada, se lanzase la orden de subirla. Y no… ellos pueden dejar una nota adjunta a la incidencia y claro, ahí depende si la miran o no. Me recomendaron dos posibles alternativas.

La primera fue llamar periódicamente. Un auténtico coñazo ya que en cada llamada son cinco minutos dando datos, explicando el suceso, consultando la información, redirigiendo al departamento apropiado… Insufrible.

La segunda es la app móvil. Si a ellos les aparece el cambio en el sistema, en la app ya no aparecería el mensaje que os comenté me aparecía, «Se están realizando modificaciones». En ese momento ya podría yo mismo lanzar la petición de subida desde la propia app.

Bueno… Ya sé que puedo pasarme hasta cinco días consultando la app cada diez minutos para ver si puedo subir. También que podíamos pasarlos hasta diez días sin servicios mínimos. La recomendación de la compañía fue buscar un hotel. Algo caro para mi gusto… no?.

Y… Así finalizó el segundo ecodía.

Continuará…